martes, 6 de mayo de 2008

RESPONSABILIDAD MADRE DE TODAS LAS VIRTUDES


Estimados y como siempre muy queridos y respetados lectores, a mi juicio y entender, la responsabilidad es la madre de todas las virtudes, y veamos: Una virtud es una actitud firme, una disposición estable, una perfección del entendimiento, y una voluntad que regula nuestros actos, ordena nuestras pasiones y guía nuestra razón y entendimiento. Tomando estas premisas pudiéramos concluir que, la responsabilidad es la fuerza interior que obliga al ser humano a asumir el cumplimiento de sus decisiones y compromisos. De allí que en lo personal siempre invoque una filosofía aprendida a muy temprana edad de uno de los grandes maestros de mi vida quien solía decir: El hombre es libre hasta el día que se compromete, pues a partir de ese momento se convierte en esclavo, pero no de la persona con quién se comprometió, sino de su propio compromiso. No se si ustedes comulgarán con este principio, pero para mi ha sido norte franco, y miren que me ha dado siempre muy buenos resultados, pues soy de los que pienso que debemos analizar y reflexionar antes de comprometernos, para no andar por la vida como los políticos ofreciendo e incumpliendo. Una vez escuche decir que un buen político es aquel que sabe comprometerse cuando es preciso y disculparse cuando es necesario. No se ustedes, pero yo no comparto ese criterio, pues para mí ser responsable es asumir las consecuencias de nuestras acciones y decisiones. Ser responsable es también tratar de que todos nuestros actos sean realizados de acuerdo con una noción de justicia y de cumplimiento del deber en todos los sentidos. El valor de la responsabilidad se relaciona con la idea de la respuesta, y se ejerce cuando cada persona ofrece una actitud adecuada a las tareas que le corresponden. En su sentido más profundo, la responsabilidad se asocia también con el respeto a los compromisos que hacemos con los demás. Una persona responsable tiene una actitud de estima y respeto para con su propia persona y aporta esos mismos valores a las tareas en que participa.
No en vano la responsabilidad esta estrechamente ligada con otra virtud muy importante como lo es la confianza. Confiamos en aquellas personas que son responsables. Ponemos nuestra fe y lealtad en aquellos que de manera estable cumplen lo que han prometido, pero cuando alguien cae en irresponsabilidad fácilmente podemos dejar de confiar en esa persona, conllevando esa irresponsabilidad, a la ruptura de otros lazos como los afectivos, sociales, morales, económicos y espirituales, entre otros.
enriquealtazini@cantv.net

No hay comentarios:

Movimiento en apoyo del idioma español en Internet
myspace backgrounds
Myspace Backgrounds