viernes, 6 de noviembre de 2009

YANOMAMIS Y EL CURARE

El Curare fascino a los conquistadores Españoles y fue parte de las leyendas de la conquista. El hombre occidental se interesó por esa sustancia con la que algunas tribus aborígenes impregnaban las puntas de sus flechas los Yanomamis eran una de ellas.


Se trata de una sustancia venenosa, muy conocida y utilizada por los indígenas de América del Sur, para envenenar sus dardos y flechas que luego utilizan en la caza de sus presas. El curare es una masa pastosa de color pardo extraída de las cortezas de determinadas especies del género Strychnos toxifera, especie que crece abundantemente en las regiones del Orinoco y Amazonas


Los indígenas cuando alcanzaban a un animal le paralizaban los movimientos motores y reflejos sin alterarse su conciencia ni la sensibilidad. Realmente su mecanismo de acción consiste en unirse de manera competitiva y reversible a los receptores neuromusculares impidiendo la contracción muscular. De esta manera el individuo queda paralizado y muere por asfixia mecánica al no poder contraer el diafragma, principal músculo de la respiración.


Entre algunas notas sobre las que se hacen referencias sobre el curare podemos encontrar: 1510, Juan De la Cosa, ex-geógrafo de Colón, murió a causa de una flecha envenenada con curare, disparada por cerbatana. 1595, Sir Walter Raleigh describe en "El Descubrimiento del Grande, Rico y Bello Imperio de Guayana", la primera descripción de la raíz tupara de la planta Strychnos toxifera y su producto el urari, más tarde curare. 1641, Acuña y Condamine, en Brasil, describieron los efectos del uiraery o curare en animales y en muchos de sus soldados.


jueves, 5 de noviembre de 2009

EL CURARE

Por miles de años, las tribus Amazónicas han sobrevivido en la densa selva tropical a través de la caza y recolección de frutos y plantas silvestres.

Han aprendido acerca del valor medicinal de plantas y especies animales de la selva Amazónica a través de sus chamanes y hombres de medicina, traspasando esa información de generación en generación y acumulando un conocimiento empírico irremplazable por la ciencia moderna.


Entre las plantas de la Amazonía utilizadas por los nativos, el curare ha sido de invalorable ayuda para una de sus formas tradicionales de caza: caza con cerbatana.


En efecto, un dardo embebido en curare puede matar un ave en segundos, un hombre en cinco minutos y un capybara en menos de media hora.

Básicamente, curare es un veneno de acción rápida no mortífero en sí mismo, sino un poderoso agente paralizante.

La muerte ocurre por asfixia, cuando los pulmones de la víctima se paralizan.

Paradójicamente, el curare puede tanto matar como salvar vidas.


Después de 1935, cuando la planta fue identificada - al igual que su principal agente paralizante - fue introducido a la medicina moderna como relajante muscular en operaciones quirúrgicas. En la mayoría de los casos, otros venenos se incorporan a esta poción, como por ejemplo el de las abejas asesinas, víboras venenosas y el pequeño, colorido y mortífero sapo de dardo venenoso, cuyo veneno es el mas poderoso conocido por el hombre.



Movimiento en apoyo del idioma español en Internet
myspace backgrounds
Myspace Backgrounds