sábado, 12 de abril de 2008

LEYENDA DE PUWA



Un día el HAMBRE encontró a unos muchachos por la mañanita, que se habían quedado en casa, mientras sus madres se fueron al conuco.
El hambre les preguntó: “¿A dónde se fueron sus madres?” Y los muchachos le contestaron: “Se fueron al conuco a buscar yuca”.”¿A esa tan poquita cosa?”
Así siguió adelante el HAMBRE y encontró otros muchachos y les hizo la misma pregunta “¿A dónde se fueron sus madres?” Y ellos le respondieron: “Se fueron a buscar maíz Y volvió a decir el Hambre: “¿A esa poquita cosa?”…así continuó el Hambre preguntando de casa en casa por la mañanita, cuando las indias suelen ir a sus conucos a sembrar y a traer de sus sembrados. Y los muchachos le iban diciendo todas las cosas que suelen sembrar los indios: plátano, ñame, piña, caña, auyama, y demás….Y el HAMBRE respondía del mismo modo: “¿Esa tan poquita cosa?”...Casi finalizando la mañana entró a una ultima casa e hizo la misma pregunta, pero en esta oportunidad los muchachos le respondieron “se fueron a sembrar algo junto a la yuca...” ¿y eso que es? “¿Cómo se llama?..Y los muchachos viendo que el Hambre ya estaba nerviosa., comenzaron a pensar: “Pues, pues,..De pronto uno de ellos dijo: PU… y completó el otro WA. Y todos a la vez dijeron “PUWÁ, PUWÁ”.

Al oír esto el Hambre se desmayó y cayó en tierra. Luego se levantó y corrió gritando...”Ese es mi enemigo, ese es mi enemigo”
Por eso los indios dicen que la planta PUWÁ debe plantarse siempre, porque espanta el HAMBRE.

No hay comentarios:

Movimiento en apoyo del idioma español en Internet
myspace backgrounds
Myspace Backgrounds