lunes, 8 de junio de 2009

DOLOR Y FURIA INDÍGENA PERUANA


La oposición de los grupos nativos a la explotación petrolífera de sus tierras terminó en tragedia. El dolor y la furia... Es lo que une a los familiares de los fallecidos. Los muertos, 22 policías y un número indeterminado de indígenas. Duro balance para un enfrentamiento que comenzó en estas carreteras del Amazonas.

Es en la Curva del Diablo, donde comenzaron los choques del viernes entre policías e indígenas durante el desalojo de un tramo de la carretera Fernando Belaúnde Terry, que conecta varias ciudades selváticas y la costa norte.

Las protestas de los indígenas en la Amazonía comenzaron el pasado 9 de abril y derivaron en tomas de carreteras y ductos, en rechazo a una serie de decretos legislativos que consideran dañinos para sus intereses. Planes que autorizan la perforación en busca de petróleo y gas en tierra ancestral.

Los manifestantes tomaron como rehenes a 38 policías, al menos nueve de ellos murieron al tiempo que el ejército avanzaba para liberarlos.

Con la muerte de estos 9 policías retenidos por los indígenas en una estación petrolera, agravó la crisis en la zona, donde los nativos aun están en pie de lucha desde el viernes cuando la policía recuperó a sangre y fuego una ruta bloqueada, sumando entre ambos incidentes al menos 31 muertos, a los que hay que contar algunas personas que siguen desaparecidas.

Se trata de la peor ola de violencia en Perú desde el fin de la insurgencia del grupo Sendero Luminoso en la década de 1990 y el desafío más grande que debe enfrentar el presidente Alan García desde que asumió el poder en 2006, informó el editor para América Latina de la BBC, Emilio San Pedro.

La ciudad es un hervidero de rumores: hay quienes afirman que la Policía ha hecho desaparecer varios cadáveres de indígenas arrojándolos al río, algo que el Gobierno niega, y que está irrumpiendo en los hospitales para detener a los heridos, pero ninguna fuente independiente pudo confirmar estas acusaciones.

Un equipo de ocho integrantes de la Cruz Roja Internacional se encuentra en la zona para brindar ayuda humanitaria, especialmente a los hospitales, que se encuentran colapsados debido al gran número de heridos.

El pleno del Congreso definirá mañana, en sesión extraordinaria, si se deroga o no el decreto legislativo 1015 y su modificatoria 1073, rechazados por las comunidades indígenas de la selva, porque, entre otras cosas, facilita la venta de sus tierras comunales al mejor postor.

En la ciudad de Bagua Chica quedan restos de un vehículo quemado y aún se aprecian los daños provocados a locales públicos incendiados el viernes.

1 comentario:

Marco Escobedo dijo...

Holas Yabarana, El principal problema aquí es que a los politicos ya nadie les cree, y siempre ha sido lo mismo. Se hacen todo tipo de extracción y los pueblos no ven el resultado de mejoría en sus vidas.

Ahora recien con lo que ha pasado parece que las autoridades se han dado cuenta que los tiempos cambian y no resulta tan fàcil poner leyes como si el congreso fuera el dueño del Perú.Y lo mas preocupante quien sabe bajo que intereses externos se desea comerciar con EEUU.

En fin esperemos que el gobierno hable las cosas claras y que los primeros beneficiados sean las comunidades y se alivie la pobreza.

Muchas gracias por pasar por el blog, ya no publico tan seguido pero bueno a veces el trabajo no me deja, besos :)

Movimiento en apoyo del idioma español en Internet
myspace backgrounds
Myspace Backgrounds