sábado, 13 de septiembre de 2008

EL TUMI y los cirujanos aborígenes


Desde fines del siglo XVIII sabemos que cirujanos aborígenes o chamanes indígenas practicaban operaciones craneanas. Esta afirmación la debemos a Pablo Broca quien estudió un cráneo procedente del Perú, en el cual claramente se observaban los surcos dejados por instrumentos quirúrgicos para levantar un colgajo óseo cuadrangular.

Además de la técnica descrita, los cirujanos desconocidos utilizaban otros métodos para entrar a la cavidad craneana: una de ellas usaba el raspado, dejando como característica importante un halo de decoloración alrededor de la pérdida ósea y un bisel claro con diámetro mayor en la tabla externa que en la interna.

Las indicaciones de la operación en muchos casos eran traumatismos contundentes ocasionados por macanas que generalmente golpeaban el lado izquierdo de la cabeza. Estos combates generalmente eran el resultado de batallas entre tribus enemigas. Es posible que en otros casos, las trepanaciones hayan sido indicadas por otras razones: cefalea intensa y prolongada, epilepsia y tal vez algunos trastornos mentales.

Los instrumentos usados por los primitivos variaban desde cuchillos hechos de sílice o de metal, tal como los “tumis” que se encuentran especialmente en el Perú. Esteban Rocca, el ilustre neurocirujano, co-autor del libro clásico de las trepanaciones precolombinas, experimentó con los utensilios encontrados y consideró que era más fácil y más rápido usar el “tumi” como escoplo que como instrumento para hacer raspado.

Gac Méd Caracas. vol.115 no.4 Caracas dec. 2007


No hay comentarios:

Movimiento en apoyo del idioma español en Internet
myspace backgrounds
Myspace Backgrounds